casa Allison
la sala de estar

El salón de la casa es un espacio multifuncional que combina comedor, cocina y zona de descanso. Los sofás Ela de Piet Boon, con aspecto pétreo, sobre un pavimento de hormigón pulido, ofrecen un aspecto natural y orgánico al diseño interior.

casa cuña
la vista desde el jardín

El espacio de doble altura del salón se abre hacia el jardín exterior a través de una gran puerta de cristal corredera que permite disfrutar de la serena vista del paisaje.

casa cuña
la planta baja

La planta baja alberga los espacios de uso común de la vivienda, la cocina, el salón y el comedor, desde los que se puede acceder al jardín a través de una gran puerta corredera de cristal.

casa cuña
la sala de estar

Desde el jardín, la sala de estar ocupa una posición central entre la cocina abierta, el cortavientos de travertino de la entrada y las escaleras de hormigón que suben a la planta superior.

casa Dulwich
el banco corrido

La textura rugosa del antiguo muro de ladrillo medianero de la vivienda se convierte en un elemento distintivo gracias a la luz cenital del lucernario. A lo largo de esta pared se sitúa un banco de madera, una pieza de mobiliario informal que sirve como sofá, estantería y mueble para la televisión.

casa Pedraza
el porche

La marquesina en voladizo que cubre el porche de la vivienda sirve de marco al paisaje. El salón se muestra como una envolvente de cristal, que abre la esquina para ver el horizonte.

casa Pedraza
la zona de estar

El salón es el corazón de la vivienda. Con su espacio de doble altura vertebra las zonas de uso diario y se conecta con el paisaje exterior. Las puertas correderas empotradas de la cocina permiten ampliarlo aún más para que participe de la barra de bar que en ella se sitúa.

casa Dulwich
la puerta pivotante del jardín

La nueva fachada posterior del edificio tiene un aspecto rotundo y contemporáneo. Un marco de acero subraya de forma sutil el perfil del edificio, convertido en una gran ventana abocinada. Cuando la puerta pivotante se abre, el jardín pasa a formar parte del interior de formal natural y fluida.

casa K
el espacio diáfano

La forma libre que adopta la vivienda se aprecia en el interior, un espacio fluido y diáfano que se define por las vistas y la luz.

casa Allison
el espacio de doble altura

La ampliación de la vivienda introduce un patio interior que proporciona iluminación al salón comedor. Frente a la ventana alargada del patio se crea una brecha de doble altura que cambia la percepción del espacio y aporta amplitud a la planta baja.

casa cuña
la cocina

La cocina tiene una presencia central en la sala de estar, vinculada al jardín. La encimera frontal sirve como espacio social y de encuentro, mientras los electrodomésticos se sitúan en la pared posterior.

casa Pedraza
el patio interior

Desde la entrada de la vivienda, y a través del patio interior, se percibe la amplitud del salón comedor, cuyo espacio de doble altura profusamente iluminado da una agradable sensación de amplitud y confort.

casa Pedraza
el comedor

La zona del comedor se vincula a la amplia cocina y la zona de estar. El patio y la presencia del paisaje inundan el generoso espacio, creando una conexión visual con la naturaleza.

casa Bolaños
la sala de estar

El corazón de la vivienda es el salón, iluminado por grandes ventanas y un lucernario. Las paredes oscuras contrastan con el techo y los sillones Barcelona de cuero blanco diseñados por Mies van Der Rohe. La textura del muro de piedra natural destaca por la luz cenital del lucernario.

casa fragmentada
la sala de estar

La entrada principal de la vivienda está oculta tras un muro de piedra natural que proporciona privacidad al comedor. El salón tiene vistas hacia el jardín delantero a través de un gran ventanal que puede abrirse con puertas correderas.

Ashley Gardens
el salón comedor

El salón comedor disfruta de las vistas a la calle, y tiene acceso al balcón. El suelo de tarima de madera en espiga contrasta con el blanco de las paredes y techos y los colores neutros del mobiliario.

casa Pedraza
la diáfana planta baja

La planta baja es un mosaico de espacios interconectados a través de particiones de cristal. La relacción visual entre ellos da una sensación de amplitud y la sencillez de las formas y acabados crean un ambiente sereno en conexión con la naturaleza.

casa K
el jardín posterior

El salón tiene vistas hacia el oeste, para captar la luz del atardecer. Un amplio ventanal con cristal curvo se abre hacia el jardín, que tiene un cómodo espacio para reunirse en torno al fuego.

lofts maragatos
la sala de estar y la cocina

En contraste con la rigidez ortogonal del exterior, los espacios interiores se envuelven en suaves esquinas redondeadas. El suelo de tarima de roble y el hormigón del techo ofrecen una tonalidad cálida mientras que una partición de listones de madera verticales sirve de transición y articula el espacio.

casa Dulwich
la sala de estar

La ampliación de la planta baja hacia el jardín posterior proporciona un amplio espacio para sala de estar, que además recibe abundante luz natural a través de grandes ventanas y lucernarios.

casa Dulwich
el jardín posterior

La fachada de ladrillo de la vivienda original contrasta con el aspecto de la nueva ampliación, que parece una caja de acero y cristal. El grosor del techo y las paredes disminuye de forma gradual hasta terminar en un perfil de acero afilado que ofrece un aspecto liviano y sofisticado.

aldea de Dehan
la sala de estar

La sala de estar cuenta con un gran ventanal para disfrutar de las vistas del paisaje. Este espacio de doble altura se conecta con el comedor a través de una escalera de caracol y tiene también acceso a la habitación de invitados en planta baja.

casa Burke
la sala de estar

El salón es el corazón de la vivienda, y articula visualmente todos los espacios. La doble altura ofrece una generosa amplitud que se extiende a la escalera de ascenso a la oficina en el piso superior.

casa Bolaños
el comedor

El comedor es un espacio de transición hacia la sala de estar en este apartamento de planta diáfana. El espacio está iluminado por el lucernario del techo y las amplias ventanas hacia el jardín. El diseño interior combina colores neutros para crear una atmósfera elegante donde destaca la textura del muro de piedra.

casa K
la sala de estar

La sala de estar, situada a un nivel ligeramente más bajo del resto de la planta baja, define un espacio funcional, acogedor y relajado con amplios sofás hechos a medida. Las grandes ventanas capturan la luz del atardecer y hacen que el jardín exterior forme parte de esta zona de descanso.