En un contexto arquitectónico, un podio es una plataforma o base elevada sobre la que se construye una estructura. Los podios se utilizan a menudo en el diseño de edificios para crear una jerarquía visual y distinguir entre distintas áreas funcionales.

En algunos casos, el podio sirve de base a un edificio y la estructura se eleva a partir de él. El podio puede contener servicios como aparcamientos, locales comerciales u otras zonas públicas. En otros casos, el podio se utiliza para elevar una parte del edificio por encima de la rasante circundante, creando un punto focal visual o proporcionando espacio funcional adicional.

Los podios suelen incluir elementos como jardines, fuentes u otros elementos de diseño que mejoran la estética general del edificio.

Además de servir de base para un edificio, los podios también pueden utilizarse como elemento arquitectónico independiente. Por ejemplo, un podio puede utilizarse para crear un escenario o plataforma para actos públicos, o para proporcionar una zona de asientos elevada para ver espectáculos deportivos o de otro tipo.




manifiesto envolvente
el alzado principal

Desde la avenida principal se aprecia la fachada verde del edificio, que se mimetiza con la vegetación del paisaje urbano. La pasarela que une la parte superior de la colina se convierte en la cubierta de la planta baja, que se extiende para formar una marquesina de entrada.

torres taraceas
el diagrama de la fachada de las oficinas

La fachada de los edificios de oficinas está formada por una variedad de huecos que cambian de tamaño según la orientación y incidencia del sol en las torres.

manifiesto envolvente
la maqueta

El edificio se sitúa próximo a una pronunciada ladera, por lo que la nueva extensión sirve también de puente peatonal que conecta la calle superior con la avenida principal. Este acceso secundario de carácter público se vincula al acceso de la sala multiusos.

manifiesto envolvente
el diagrama conceptual

El diagrama muestra de forma simplificada los usos de la nueva ampliación del edificio y el tratamiento unificador de la fachada. El resultado es un volumen más compacto y simbólico con un control de accesos institucional e intuitivo.

torres taraceas
las torres de oficinas

Las cuatro torres de oficinas tienen una fachada revestida de madera, piedra natural y cristal. La composición forma un patrón de líneas verticales irregulares de tonos marrones y ocres.

torres taraceas
el diseño del paisaje

El diseño del paisaje combina zonas peatonales, jardines y un arroyo artificial que separa la zona residencial de la zona comercial. Una red de calles conecta los edificios para facilitar el acceso de vehículos.